10 Consejos sobre cómo saltar del acantilado sin hacerte daño - TVC Blogs

Vive en Exceso

10 Consejos sobre cómo saltar del acantilado sin hacerte daño

Publicado por en en Vive en Exceso
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 4596
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Tú  lo ha visto en las películas, es probable que sueñes con eso, ¿por qué no disfrutar de ella?  La idea del Salto de Acantilados probablemente suena como algo que nunca podrías hacer, pero para otros es muy atractivo. En este post vamos a presentar 10 consejos sobre cómo saltar desde un acantilado sin hacerte daño. Una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto una vez, por decir). Estas son sólo algunas ideas generales que debes tomar en cuenta. También se recomienda que  se obtenga un entrenamiento serio de alguien con experiencia  y si  eres de hecho un principiante, comienza con  acantilados relativamente pequeños.


1. No vayas al Salto de Acantilado solo. Lleva a tus amigos, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.
2. Asegúrate  de esperar  a que tus  amigos  salgan del agua antes de decidirte a dar el salto. Esto hará las cosas más fácil para que te concentres y para evitar dañar a cualquier  persona. Si tienes un traje de neopreno llévalo siempre contigo. Si eres es un principiante, lleva  tus zapatos deportivos también.
3. Antes de hacer un Salto de Acantilado  toma en cuenta que la presión puede ser un gran problema, cuida tus  oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.
4. Echa un vistazo a qué profundidad está el agua.  Puedes hacer  una pequeña investigación sobre ese río o lago en particular o simplemente preguntar a alguien que te pueda ayudar con esta información. Si resulta que estando  en la naturaleza, te  encuentras en una situación en la que tienes que saltar -se trata de un escenario de película,  pero nunca se sabe- aquí hay una solución interesante que podrías intentar: encontrar un poco de vegetación natural que se podría unir formando una cuerda y luego atar una piedra al final de la misma. De esta manera, al lanzar la piedra en el agua, sabrás aproximadamente lo profundo que es. Si es más de 4 metros, entonces no es seguro, por lo que debes buscar alternativas. Además trata de estar al tanto de las mareas en la zona. Si eres un buen nadador, puedes intentar escapar de las corrientes.


5.  Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar,  debes tener confianza, arrepentirte al saltar no es una opción, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirte. Tienes que estar 100% seguro  con el fin de controlar tu cuerpo durante el salto. Además, un punto de partida firme es necesario  a fin de mirar a tu alrededor en un primer momento y calcular el salto a tu propio ritmo.
6. Asegúrate de tener suficiente espacio y tiempo para hacer tu movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en tu cabeza antes de despegar. Comienza tu salto con los brazos pegados al cuerpo, en una posición recta.
7. Pies primero. Se dice que la mayoría de los clavadistas profesionales (de hecho, el 98%) se tiran de esta manera, sobre todo porque si la cabeza va  primero es muy peligroso.
8. Aprende a disfrutar de tu estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación cuando te las arreglas para relajarte. Esto, por supuesto, ocurrirá con el tiempo. Una vez que tu cuerpo este suelto, tendrás  más control sobre él.
9. Cuando tu cuerpo golpee el agua, debe ser de una forma firme y dinámica. Mantén tus dedos estirados y los brazos muy cerca de tu cuerpo, para que puedas deslizarte libre y fácilmente.
10. A medida que comiences a entrar en contacto con el agua, recuerda respirar por la nariz, no dejes que el agua afecte tu proceso de respiración.

0

Holly Grace Marie Tuggy está enamorada de la vida!


Pasó los primeros 18 años de su vida viajando con su familia entre Estados Unidos y México gracias al trabajo de su papá. Vivió en ciudades como Tucson, Puebla, Orizaba y Oaxaca, quedándose de 2 a 4 años en cada ciudad.


“Por supuesto que me tocó ser la niña nueva frecuentemente, y al no tener la oportunidad de acostumbrarme a vivir en ningún lado, aprendí a adaptarme y a divertirme con mis 4 hermanos sin importar en donde estuviéramos.


El no tener televisión también influyó a la hora de entretenernos. Nos la pasábamos como a mi me gusta llamarle "viviendo en 3D", explorando las casas y los vecindarios donde vivíamos, jugando con bicicletas, patines y patinetas, grabando todo lo que se nos ocurría en nuestra grabadora de casetes, creando castillos de colchones, inventando juegos absurdos, y siendo los protagonistas de aventuras que creábamos con un poquito de imaginación.


Yo lo veo así: Dios nos regaló un mundo lleno de cosas que ver, cosas que hacer, oportunidades para conocer, aprender y disfrutar. Nos regaló un cuerpo capaz de hacer más de lo que nos imaginamos. Nuestro trabajo es salir a aprovecharlo.”


Sorprendiendo continuamente por su personalidad libre y espontánea, no hay nada que la detenga cuando se trata de disfrutar la vida. Holly reside actualmente en el sur de California, es una exitosa locutora de radio en español y actualmente es la conductora, imagen e inspiración del nuevo web show de Tu Visión Canal “Vive en Exceso”.

Comentarios